jueves, 3 de junio de 2010

PUEBLA DE SANABRIA (Zamora)




















 









































































Declarada Conjunto Histórico Artístico, Puebla de Sanabria se apiña alrededor del Castillo de los condes de Benavente construido en el siglo XV, que desde lo alto domina toda la población.

Sus casas de sobria arquitectura y una gran riqueza ornamental, guardan aún el recuerdo de antiguos momentos de esplendor. En sus fachadas resaltan los blasones, los modillones contorneados que sustentan los aleros, las amplias balconadas y corredores y sus galerías acristaladas.

Buena parte de las murallas que protegían esta población se conserva todavía.

Junto al Castillo, en la Plaza Mayor, está la iglesia de Santa María de Azogue que es románica y data del siglo XII y en frente de la iglesia el Ayuntamiento, sobria edificación de la época de los Reyes Católicos, en cuya fachada, con dos plantas porticadas, destacan los dos elegantes torreones laterales.

martes, 1 de junio de 2010

BENASQUE (Huesca)






















































































































































































































 

















































A la orilla del rio Esera y rodeada por las cimas más altas del Pirineo, entre las que destacan el Aneto (3.404 m.) y el Posets (3.375 m.), se encuentra esta bella población oscense. En sus calles, empedradas con amplias losas, hay gran cantidad de Ripple-marks fósiles, testigos que nos recuerdan una antigua historia geológica marina.

La villa de Benasque da nombre y capitalidad a uno de los valles más interesantes del Pirineo.

Su casco urbano, de arquitectura montañesa, se encuentra en buen estado de conservación y entre sus nobles edificios destacan el Palacio de los Condes de Ribagorza , del s. XVI  "un palacio italiano adaptado al mundo montañés", la casa de Marcial Río, la Casa Faure (en la plaza del Ayuntamiento) y la casa Juste, con su torreón almenado.