martes, 20 de octubre de 2009

GARROVILLAS DE ALCONÉTAR (Cáceres)






















































































































































































Declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional y construida en los siglos XV y XVI, la Plaza Mayor de Garrovillas, con sus edificaciones de dos plantas, sus soportales de arquerías de ladrillo apoyadas en columnas de granito y sus galerías de ventanales superiores, forman un conjunto de indudable armonía.

En Garrovillas también son dignos de mención el Palacio de los Condes de Alba de Liste, su Corral de Comedias imitando a los del Siglo de Oro, que a diferencia de otros corrales presenta un tercer piso para ver las representaciones, las iglesias de Santa María y San Pedro y un sencillo rollo sin pedestal ni gradas.

viernes, 16 de octubre de 2009

LA ALBERCA (Salamanca)
























































































Situada cerca del Parque Natural de Las Batuecas a 1048 msnm. La Alberca es una población religiosa y tradicional. Su arquitectura popular destaca por sus entramados de madera. Los aleros de sus tejados casi llegan a tocarse, pues cada planta sobresale de la inmediatamente inferior, lo que provoca curiosos juegos de luces y sombras, la “magia” de algunos rincones de la población resulta sorprendente.
En La Alberca se han conjugado a lo largo de los siglos la cultura cristiana, la judaica y la islámica.

Un crucero preside la Plaza Mayor, en la que destacan sus soportales de columnas graníticas sobre los que descansan balconadas dobles de madera.
En La Alberca se pueden visitar también su Iglesia Parroquial, del siglo XVIII, con un interesante púlpito de granito policromado del XVI y las ermitas de San Marcos, de Nuestra Señora de las Majadas Viejas, del Cristo del Humilladero, de San Antonio y de San Blas, el Parque Natural de Las Batuecas y el Santuario de la Virgen de La Peña de Francia, con unas maravillosas vistas panorámicas de la zona.

lunes, 12 de octubre de 2009

COVARRUBIAS (Burgos)












































 




























El conde de Castilla Fernán González y su hijo Garcí Fernández en el siglo X, convirtieron a Covarrubias en la capital del Infantado de Castilla.
Covarrubias, situada a la orilla del Arlanza, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura popular castellana, fundamentalmente por sus casas encaladas con entramado de madera, algunas de ellas son de la época medieval.

 Destacan también en Covarrubias el torreón de doña Urraca, del siglo X, el ayuntamiento (palacio de Fernán González) y sobre todo la colegiata de los santos Cosme y Damián. La colegiata es de estilo gótico tardío, en el museo parroquial se conserva una joya de gran valor: el tríptico de los Reyes Magos, atribuido a Gil de Siloé.

martes, 6 de octubre de 2009

PATONES DE ARRIBA (Madrid)















































































































































Al nordeste de la provincia de Madrid, en un paraje geológico de indudable interés, se encuentra el pueblo de Patones de Arriba. Además del Lozoya y del Jarama, numerosos arroyos atraviesan el término municipal de Patones, casi todos cruzan el macizo calcáreo en dirección Norte-Sudeste. El más importante es el arroyo de Patones que pasa por las poblaciones de Patones de Arriba y Patones de Abajo antes de llegar al río Jarama.

El enclave de la población y la rusticidad de la arquitectura de sus sencillas viviendas escalonadas hacen de Patones un lugar muy pintoresco. Sus orígenes se remontan hacia mediados del siglo XVI en que Patones era una Alquería dependiente de la Villa de Uceda.En sus alrededores se encuentran las interesantes cuevas del Reguerillo, la de la Escarihuela y la del Aire.

sábado, 3 de octubre de 2009

PEÑALBA DE SANTIAGO (León)































































































































































































































































































































 



























































































Esta sorprendente población está enclavada en los Montes Aquilianos, junto a la Peña Alba, en el valle del Silencio.

Sus casas de piedra, cubiertas de pizarra, con amplias balconadas de madera en forma de corredor, se apiñan escalonadamente protegiendo en su interior a la Iglesia de Peñalba de Santiago, auténtica joya del arte mozárabe, formando un conjunto inigualable de arquitectura popular.
 
La Iglesia es lo único que queda del monasterio que fue fundado por San Genadio en el siglo X, durante el reinado de Ramiro II. Sus restos fueron aprovechados por los habitantes del valle para la construcción de sus propias viviendas.

El templo es un pequeño edificio, de muros de mampostería y planta en cruz latina con contrafuertes de estilo asturiano. En la parte sur, destaca poderosamente su bellísima puerta geminada, obra maestra del arte mozárabe, con sus dos arcos de herradura descansando sobre tres columnas de mármol de basas áticas y sencillos capiteles corintios que, enmarcada por el alfiz, forma un conjunto de extraordinaria armonía.
En la fachada norte hay una sencilla puerta de herradura en cuya jamba izquierda destaca una inscripción funeraria latina y adosado al contraábside, un bello sepulcro de estilo románico, en el que, según la tradición oral, descansan los restos de San Fortis, discípulo de San Genadio.